Tratamiento Para El Insomnio Pdf

Hipnosis para eliminar la ansiedad estrs y el insomnio

Bienvenido bienvenida mi nombre es manuel ungo en esta ocasión quiero regalarte esta pequeña relajación con hipnosis te voy a pedir que te sientes en un sitio donde esté lo más cómodo posible puede ser en la silla en el sillón o simplemente recostado en la cama tómate un instante para ello.

Ahora que ya estas lo más cómodo posible te voy a pedir que te pongas tus manos sobre las piernas cuadrado de ellas y ahora céntrate en mi voz y la música de fondo si en cualquier momento te sintieras indispuesto o el audio se cortará por cualquier motivo bastará con que abra los ojos lentamente para que salgan de este estado hipnotico.

Así que vamos a comenzar disfruta de la sesion muy bien eso es muy bien vas a tomar una respiración lenta y profunda por la nariz y manteniendo el aire, cuentas 2 y lo expulsas por la nariz lentamente.

Eso es muy bien una respiración lenta y profunda y manteniendo el aire contamos 3 1, 2 y 3 y los expulsas lentamente por la nariz muy bien eso es vamos a tomar otra respiración lenta y profunda.

Mantienes el aire y cotamos 6 1, 2, 3, 4, 5 y 6 y lo expulsas por la nariz lentamente ahora déjame acompañarte por mi voz y la música de fondo visualiza.

Que vas a relajar tu mente y tu cuerpo siente como eres tú quien domina y controla tu cuerpo y no es tu cuerpo el que te controla y te domina a ti repitete para que entre lo más profundo de tu mente.

Las palabras que de forma tranquila y relajada vas a repetir para tu interior yo controlo mi cuerpo voy a ordenar a mi mente, que se relaje que se relaje más cada vez más más y más.

La dependencia emocional Enric Corbera

Gracias. Bueno. Perfecto. ¿Ya sabéis a lo que habéis venidoé ¿Síé Pues, bueno, allá vosotros. Bueno, hoy vamos a hacer una conferencia que la estuve meditando bastante, ¿noé.

Porque nos vamos a meter en situaciones un poco escabrosas, un poco picantosas, pero no en plan sexual, ¿ehé Sino picantosas en un sentido que os va a picar. Por lo tanto, yo deseo, de todo corazón, que os sintáis muy incómodos a lo largo de las dos horas que vamos a estar aquí, porque es una señal inequívoca de que estoy consiguiendo el objetivo que pretendo.

Es un poco desnudar la mente. hasta qué punto. tomar conciencia hasta qué punto estamos condicionados, hasta qué punto estamos hipnotizados y hasta qué punto seguimos proyectándonos en la pantalla del mundo en las circunstancias que nos rodean en las personas que nos rodean, y verbalizamos las cosas de una manera que hay que corregir urgentemente. Y, por tanto, el primer mandamiento que vamos a poner ahora aquí,.

Y único, es que, a partir de este momento, está prohibido hablar de los demás. Solamente tenemos que hablar de nosotros mismos con relación al otro. No el otro con relación a mí. Y esto es esencial. Esta es la clave de las adicciones. Que a lo largo y a lo ancho de las dos horas que estaremos hoy aquí.

Intentaremos desentrañar para que veáis, que cada uno se resitúe y que cada uno sepa qué es lo que tiene que hacer en su vida para que las cosas de alguna manera cambien. Muy bien, entonces, vamos a empezar. Siempre me gusta empezar, ya sabéis, con unas reflexiones. Y ya sabéis que yo soy un enamorado de Carl Gustav Jung, un adelantado en su tiempo. Dice cosas que muchos decimos, entre ellos yo,.

Y que algunos, todavía hoy, en la ortodoxia, como que. como que ese señor que no existió, ¿sabéisé Bueno, a ese señor se le ha tachado muchas veces de espiritualista, y pienso que la ciencia en sí, en general, cometió un error. Dicen que fue desde Descartes, eso a mí tanto me da. Cometió un error que fue sacar de la ecuación de la vida lo que es el fenómeno de la espiritualidad.

Como si esto no fuera con nosotros. Y, en verdad, desde que el hombre es hombre, o desde que el hombre era un homínido, pues siempre hemos creído que hay algo más. Antaño se pensaba, cuando pasaba algo, que el cielo, las estrellas, el sol, la luna, lo que fuera, siempre en nuestro interior hemos sentido que hay algo más. Jung lo tenía muy claro esto y para él la espiritualidad.

Leave a Reply